En Santa Teresita abrimos Enero y Febrero

Todos los días de 21 a 1,30 horas.

El valor de la entrada es de $ 60 y menores de 4 años gratis.

Calle 2 (peatonal) entre 37 y 38

 

 
   

"La Casa del Lobizón"

(Terror Nacional Autóctono)

Presentamos la primer y única "Casa de Terror" en la Argentina  basada en nuestros mitos y leyendas populares. Aquí podrán ver, en una especie de "Laberinto Federal del Terror", al séptimo hijo varón convertirse en Lobizón, a San La Muerte, El  Pombero, La Llorona, La Luz Mala, El Chancho sin Cabeza, El Basilisco, La Viuda Negra, La Parca, La Mula Ánima, El Futre y otros mitos muy nuestros que son más que suficientes para asustarnos y divertirnos. 

 

 

      

   

 

En la Argentina el primer caso de Hombre Lobo ocurrió en los pagos de Chivilcoy (Pcia. de Buenos Aires) en el año 1877 cerca del almacén "La Colorada". En 1973 el presidente Perón decretó que todo séptimo hijo varón nacido en Argentina fuera apadrinado por el Presidente de la Nación y que el estado se ocupe de becar su crianza y todos sus estudios"

 

 

El Lobizón de Chivilcoy

Según una extensa investigación realizada por el relator y sociólogo popular Angulino, el primer caso de Hombre Lobo que se tenga registro en la Argentina, ocurrió en la ciudad de Chivilcoy, Pcia. de Buenos Aires, cerca del almacén “La Colorada” (aún hoy está funcionando este almacén), en el camino que une Chivilcoy con Moquehuá. Esto fue alrededor del año 1877.

La familia que tuvo siete hijos varones seguidos (el más chico que se transformaba en Lobo tenía en ese entonces 19 años), malvendió su campo y se fueron a vivir a la provincia de Mendoza. Los que saben el apellido de esa familia dicen que trae muy mala suerte mencionarlo. Contaba el peluquero José Elías (1903 / 1991) que él en su juventud abrió una peluquería en Henry Bell (cerca del almacén “La Colorada”) y llegó a cortarle el pelo al Lobizón, ya que éste en su vejez regresó a Chivilcoy para conocer el lugar donde había nacido. El ex “Hombre Lobo” le contó al peluquero Elías que se convirtió en Lobo por más de tres años las noches de luna llena (primero en Chivilcoy y después en Mendoza), hasta que su padre (que era ateo) aceptó rebautizarlo en siete iglesias distintas y que el padrino sea su hermano mayor.

Según el equipo de antropólogos NAyA, en Argentina la costumbre de que el hermano mayor sea el padrino, se cambió luego por el padrinazgo presidencial. Se sabe a través de relatos orales, ya que los archivos se quemaron a mediados del siglo pasado, que en 1907 se realizó el primer bautismo con padrinazgo presidencial para revertir el maleficio, en la localidad de Coronel Pringles. Un inmigrante ruso padre de un séptimo hijo varón importó una tradición que cumplían rigurosamente los zares. En 1973 el presidente Perón legalizó a través del decreto 848 una costumbre que ya se había generalizado en la práctica. Según el decreto los padres pueden optar por el padrinazgo "moral" (ya que raramente concurren) del Presidente de la Nación. Asimismo, los integrantes de la División de Padrinazgos de la Casa de Gobierno se encargarán de hacerle llegar una medallita de oro y un diploma conmemorativo. También tendrán una beca para sus estudios primarios y secundarios. Actualmente hay en Argentina un promedio de 300 padrinazgos anuales, de los cuales sólo el 30 por ciento corresponde a mujeres.

 

 

 


 

   
 
 

  

Haga Clic aquí para ver Leyendas del Lobizón


Contacto

info.casaencantada@gmail.com

 

Ver también www.lacasaencantada.com.ar